FM Futuro 98.9 Mhz

Qué tan probable es una catástrofe como la de Twister, el clásico de los 90 sobre devastadores tornados

Curioso guiño del destino: Tornados, la precuela de Twister, es contemporánea al huracán Beryl. Como si la realidad y la ficción se hubieran puesto de acuerdo.

Ambas narran un conflicto entre humanos y fuerzas de la naturaleza; la primera, ya todo un clásico de los noventa, traumatizó a una generación con su famosa escena de la vaca girando por los aires. La nueva no quiere ser menos.

Teniendo en cuenta la magnitud de los tornados que aparecen en la película del ‘96 nos preguntamos qué tanto se adecúan a la realidad. ¿Es posible que se de una catástrofe como la que aparece en el film? Antes, un poco de contexto.

¿De qué trata Twister?

Twister, película de 1996 dirigida por Jan de Bont, cuenta la historia de dos grupos de científicos que compiten para ver quién analiza primero la mayor tormenta de Oklahoma de la segunda mitad del siglo XX.

Helen Hunt, quien interpreta a Jo Harding, es una meteoróloga que, ante el advenimiento de la tormenta, debe pedirle ayuda a Bill, su ex pareja (Bill Paxton), para utilizar un dispositivo de seguimiento de tornados especial que este creó y denominó “Dorothy”.

Helen Hunt y Bill Paxton en Twister.Helen Hunt y Bill Paxton en Twister.

En la película, “Dorothy” es un dispositivo formado por cientos de pequeños sensores que se despliegan en el centro del tornado, lo que obliga al equipo que lo utiliza a acercarse demasiado al centro de la tormenta.

Quizás esto explica el look de Twister: uno de sus guionistas, Michael Crichton, es el creador de la trama de Jurassic Park. Quien lo acompaña es su ex esposa, Anne-Marie Martin.

Las inspiraciones de la película

Los productores de Twister, Steven Spielberg y Kathleen Kennedy, se valieron de los trabajos sobre tornados de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA) de los Estados Unidos y del Laboratorio Nacional de Tormentas Severas (NSSL), que estudia específicamente todo lo que se trate de condiciones meteorológicas severas.

Un fotograma del clásico del cine catástrofe de los noventa.Un fotograma del clásico del cine catástrofe de los noventa.

“Dorothy”, el dispositivo de seguimiento de tornados que utilizan los protagonistas, está basado en la máquina TOTO (Observatorio Totable Tornado), que tenía una forma parecida y se utilizó en los ochenta (lo retiraron en 1987) para obtener información sobre los tornados.

TOTO contenía una amplia variedad de instrumentos meteorológicos diferentes, como anemómetros y sensores de presión y humedad.

Cuando más cerca que alguien estuvo de utilizarlo fue en abril de 1984. En aquella ocasión, dos miembros de NSSL, Steve Smith y Lou Wicker, intentaron desplegar TOTO en Ardmore, Oklahoma, pero la máquina no tenía el centro de gravedad idóneo para soportar los vientos extremos, así que la misión falló.

Daisy Edgar Jones (I) y Glen Powell (D), protagonistas de la nueva Tornados.Daisy Edgar Jones (I) y Glen Powell (D), protagonistas de la nueva Tornados.

Los aciertos científicos de Twister

Para llevar a cabo su papel lo mejor posible, además de estudiar las investigaciones del laboratorio, Paxton salió a cazar tormentas con el NSSL.

En búsqueda de la mayor veracidad, la producción contrató como asesor a un meteorólogo de NSSL, Harold Brooks, para que aportara ideas para el guion -como terminologías de la profesión o nombres reales de equipamiento-, los asesorara sobre seguridad y los ayudara a crear fondos creíbles para algunas escenas.

También con el tiempo resultó alarmante la similitud del tornado EF-3 que hizo estragos en Oklahoma el 31 de mayo de 2013 con el que termina con el Dr. Jonas Miller en la película. Esto demuestra que aquel que se ve en el film no difiere demasiado de la realidad.

Un tornado en Wynnewood, Oklahoma, en 2016. Foto: AFPUn tornado en Wynnewood, Oklahoma, en 2016. Foto: AFP

En cuanto a TOTO, del mismo modo que con “Dorothy”, los expertos que lo utilizaban -en ambos casos una dupla- corrían riesgos enormes: podía caerles un rayo o ser arrastrados por el tornado de turno debido a que tenían que desplegarlo cerca del mismo para que funcionara.

¿En qué falla Twister?

Es prácticamente imposible que dos personas como Jo y Bill queden atrapadas dentro del ojo de un tornado, ya que la mayoría de los tornados grandes tienen múltiples vórtices en su interior.

Por otro lado, no se puede determinar la fuerza de un tornado simplemente viéndolo, como sucede en la película. Su fuerza no se conoce hasta que los meteorólogos salen y evalúan los daños en los días posteriores a la tormenta.

Dorothy, la máquina que usan los protagonistas de Twister.Dorothy, la máquina que usan los protagonistas de Twister.

En Twister no está bien reflejado el modo en que los personajes se refugian del temporal. En un momento, Bill y Jo se esconden debajo de un puente, cosa que el NWS recomienda no hacer porque estos prácticamente no ofrecen protección.

Al fin y al cabo, tal como dijo la NOAA en su momento, Twister es una película de ciencia ficción y “el objetivo final de la ciencia ficción y de la investigación en la vida real sigue siendo el mismo: medir el clima en el interior y cerca de un tornado en el suelo, añadiendo piezas valiosas al rompecabezas del tornado, mejorando la predicción y, con suerte, salvando más vidas”.

Twisters (Tornados) llega a los cines argentinos el jueves 11 de julio; Twister (1996), la original, está disponible en Amazon Prime Video.

Comparte esta nota
Scroll al inicio