FM Futuro 98.9 Mhz

El drama de los vecinos y restaurantes de Barracas que están sin luz hace tres días por una falla de Edesur

Frente al Parque Lezama, sobre el boulevard de la Avenida Caseros en Barracas, los vecinos se organizaron este martes para hacer un reclamo conjunto contra Edesur.

Denuncian que se cumplieron 72 horas sin luz y que los cortes ocurren “al menos tres veces por día”, desde hace un mes. El problema del suministro eléctrico se da en la manzana de Caseros, Defensa, Brasil y Bolívar.

“John en esta situación se queda sin nebulizar, sin el CPAP, que es el oxígeno que usa por si le baja la saturación en sangre. Y se pierde la refrigeración de su comida. Tuvimos que tirar las cosas de la heladera”, explica a Clarín Eugenia, su cuidadora,

El hombre, de 75 años, vive en una casa de dos pisos, en Caseros y Defensa. Tiene EPOC, asma y epilepsia. “Desde ayer (por este lunes) no hay luz. Pero los cortes vienen desde hace tres días. John, que tiene un sólo riñón, sufrió un ACV cerebeloso (en el cerebelo). No puede estar sin luz“, detalla Eugenia.

Una de las vecinas, de 83 años, es la arquitecta de varias de las construcciones que le dieron identidad al barrio, vive en un piso 10 y ofreció su casa como centro de reunión para definir las acciones a seguir.

A las 14, el debate seguía sobre cuál sería la forma del reclamo por el corte del servicio y la necesidad de una “obra estructural que evite los cortes”. Se hablaba de “hacer un cacerolazo”, porque llaman “todos los días con Edesur y no saben qué decir”.

La zona es todo un circuito de restaurantes gourmet en Barracas y los restaurantes también se vieron afectados por el corte de servicio. La mayoría este martes, feriado por el 9 de julio, permanecían cerrados.

“En 8 horas nos quedamos sin luz en el edificio. Yo cocino los sábados para toda la semana, porque trabajo muchísimo y no tengo tiempo de lunes a viernes. Toda la comida ya se pudrió. Esto no puede seguir así”, agregó la arquitecta.

En el último mes, aseguran los residentes de la manzana afectada, la situación se volvió “insostenible”. Describen “problemas de baja tensión, intermitencia de cortes, alta tensión, oscilaciones, picos de tensión y alternancia de fases”. Aunque la situación se complicó en los últimos 15 días, dicen que “desde hace cuatro meses que todo se viene agravando notablemente”

Marcan “la separación de la provisión de electricidad por fases”, implementada hace unos años en esas calles, como el factor que sumó complejidad a la situación.

“Anteriormente, un corte afectaba a todo el edificio, pero ahora solo afecta a algunas áreas, creando un caos aún mayor. Esta situación ha resultado en que algunos residentes se queden sin luz, mientras otros tienen electricidad, con interrupciones intermitentes que dificultan la vida diaria”.

Un incidente reciente destacó la gravedad de la que hablan. Fue en Brasil al 400, donde los ascensores y las bombas de agua se quemaron. “Edesur no se hizo cargo de los daños y los copropietarios tuvieron que asumir los costos de reemplazo de equipos y la reparación”, remarcan.

A diferencia de otras cuadras, que no sufren estos problemas con la misma frecuencia, sostienen que “nuestra área parece estar específicamente afectada”.

La conclusión de los residentes de esa manzana es que el servicio está “bajo una gran presión energética debido al polo gastronómico en la zona, que demanda mucha electricidad”, y a la construcción del edificio Astor en una manzana adyacente (Caseros, Bolívar, Brasil y Perú).

Otra vecina dijo a este diario que el barrio parece “una escena apocalíptica”, que no ayuda a la seguridad de esas cuadras. “Querés llamar al electricista, un vecino, a las 3 de la mañana, para que te solucione algo… y no quiere venir, porque tampoco tiene luz y no quiere salir y que le pase algo“, cuenta.

Cada tanto, según el relato de más residentes de edificios, una cuadrilla de Edesur se acerca y “realiza cambios menores”, como reemplazar fusibles, lo que hace que la luz vuelva por un corto periodo. Sin embargo, al poco tiempo, los problemas regresan.

Desde Edesur dijeron a Clarín que se detectó una falla en la zona y que en la tarde de este martes había personal trabajando en el lugar para reestablecer el servicio.

Comparte esta nota
Scroll al inicio